sábado, 20 de octubre de 2012


Una menor de Huelva, víctima de acoso escolar durante 4 años

Una estudiante de Ayamonte (Huelva) ha sido víctima de acoso escolar por parte de dos compañeras de instituto durante cuatro años. A pesar de la advertencia por parte de los profesores, las estudiantes continuaron ejerciendo maltrato psicológico a su compañera  manteniendo un trato degradante con la víctima.  
La menor ya no podía más y lo denunció. La Guardia Civil ha detenido a las dos supuestas acosadoras, naturales de Ayamonte (Huelva). Según el informe de la Guardia Civil, la adolescente no salía a la calle por miedo a sus compañeras.       

La adolescente ha recibido reiteradas humillaciones y vejaciones en el propio centro educativo y fuera.

Desde mi punto de vista, ninguna persona tiene el derecho de ejercer un trato vejatorio sobre nadie, ya que todos y cada uno de nosotros, como seres humanos, somos iguales y merecemos ser tratados con dignidad y respeto por el simple hecho de ser personas. Por desgracia, son muchos los jóvenes de todo el mundo que son o han sido víctimas del acoso escolar. Pero también es verdad  que las personas de cada vez están más concienciadas y se preocupan por los problemas de la sociedad  y el acoso escolar es uno que afecta a niños y adolescentes. Afortunadamente, son muchas las personas que se manifiestan en contra del acoso y lo denuncian como tal. A pesar de eso, creo que se debe seguir trabajando en este ámbito desde los centros educativos y desde otras instituciones educativas.

Desde aquí, me quiero dirigir a todas aquellas personas que son víctimas de acoso escolar y decirles que para empezar, no se sientan culpables ni avergonzadas de lo que les pasa, que busquen a una persona de confianza: un amigo, una persona mayor, un profesional y que cuenten lo que les pasa, desahogaros, sacad lo que lleváis dentro. Tenéis que saber que aunque os lo parezca, no estáis solos. Las personas que os están tratando mal no tienen ningún derecho ni poder sobre vosotros porque no son más que vosotros, sois iguales. Sí, iguales. Deciros también que, aunque sé que es difícil, de esto se sale. No quiero acabar este escrito sin daros un consejo que espero que os sirva ahora y en un futuro: borrad las palabras feas que os digan, intentad que no os hagan daño, que no lleguen a vuestro corazón. Valéis mucho y sois muy fuertes. No tengáis miedo de ser vosotros mismos, nunca. Mostraos al mundo tal y como sois y no le deis importancia a lo que los demás puedan pensar de vosotros porque todos somos únicos y eso es lo que nos hace ser especiales. Puede que ahora no veáis ninguna luz, pero la veréis!!! Llegará un momento en el que le diréis adiós al miedo y volveréis a sonreírJ Buscad una motivación, algo que os guste y olvidaos de lo que no vale la pena.
Mucho ánimo desde aquí, que sepáis que valéis muchísimo y que sois muy valientes.

Es en la gran oscuridad donde mejor se aprecian las estrellas….






1 comentario:

  1. Precioso el escrito, estoy totalmente de acuerdo contigo :).

    ResponderEliminar